• Tendencias

Cuidado, mantenimiento y vida útil de tu puff

puf-pera-rosa-y-azul

Ya has adquirido el puff que hace tiempo venías deseando y como todo producto nuevo, ahora reluce como el que más y es la envidia de tus visitas y amigos. Pero, si quieres, puedes hacer que esta sensación perdure en el tiempo, conseguirlo sólo depende de ti y del cuidado que le prodigues a tu puff en cuanto a su uso y mantenimiento.  Merece la pena seguir unos mínimos consejos, no crees?

La gran ventaja que existe al confiar en mipuf es que sabes que somos especialistas en la confección de pufs, controlando desde el corte de las telas hasta el envío al cliente, es decir, todo el proceso y saben más que nadie de la materia prima con la que se fabrican estos asientos, de ahí la garantía que ofrecen de perdurabilidad en todos sus modelos, independientemente de su tamaño, forma y colores.

Un puf de la máxima calidad

En los talleres de la empresa se cortan las telas según el diseño que corresponde a cada referencia, unos tejidos que, al igual que el resto de elementos que intervienen en cada pieza (cremalleras, hilos, etc.), se basan en las más estrictas normas de calidad, destacando el uso de materias siempre españolas y de fabricación propia. Es por ello que Mipuf garantiza el mejor comportamiento de cada uno de sus artículos, porque sabe de su origen y de su fabricación con detalles como, por ejemplo, el uso de cremalleras dobles que evita la fuga de las perlas.

Otro secreto confesable para que te quedes tranquilo/a en cuanto a la adquisición que has hecho es que los pufs lavables llevan una segunda bolsa interior para contener el relleno. Y aún hay más: cada pieza se limpia cuidadosamente y se repasa cualquier imperfección que pudiera aparecer antes de embalarse y prepararse para su envío.

Con todas estas atenciones en la elaboración de cada una de las piezas podría decirse que el cuidado que se exige una vez en manos del usuario es mínimo porque la base es buena y la calidad de la más alta. La mayoría de pufs están fabricados con polipiel de alta resistencia no porosa, lo que da idea de su sencillo mantenimiento y limpieza, siendo suficiente pasar un trapo húmedo sobre la superficie del puff.

En cuanto a su interior, de poliestireno expandido de alta recuperación y gran volumen, está protagonizado por las bolas de relleno de Mipuf quienes garantizan una mayor duración a tu puff. Gracias a ellas puedes disfrutar sintiéndote abrazado, pudiéndote acomodar a tu gusto, sentarte de mil posturas… Y cuando notes que necesitas rellenar el interior, dispones de bolsas de varias capacidades (160, 250, 350 y 500 litros) para que adquieras según lo que necesites y en caso de duda, puedes consultar a info@mipuf.es y te dirán la cantidad que precisas según el modelo de puff.

Larga vida a tu puff!!

mipuf.eshttp://www.mipuf.es
Más de 2000 pufs, sillones, palets & cojines ¿Cómo lo quieres? Personaliza el tuyo!

Roadshow de Mini en Portugal

La prestigiosa marca BMW puso en marcha el pasado mes de Octubre de 2008 una original iniciativa. Un roadshow que recorrió toda España y...

Descubre el arte floral de la mano de Donna Stain

Ahora que ya podemos decir que dejamos el invierno atrás y la primavera empieza a sentirse, la decoración floral se abre ante nosotros como una atractiva...

B.Lux en Spain Alight: la reflexión sobre la luz en el proceso creativo español

Mañana día 1 y hasta el próximo 6 de noviembre, coincidiendo con la Tokyo Designer’s Week 2011, el ICEX (www.icex.es) ha organizado en la embajada...

Puff mesa auxiliar para decoración

Si quieres poner algo diferente en tu decoración y escapar de las normas, es el momento de usar muebles diferentes. Los muebles como los...

A mipuf le mola el skate: así fue el SkateJam 2014

¿Quieres saberlo todo? En mipuf nos hemos estrenado con el skate y buscando la mejor manera de hacerlo... nos fuimos a la zona de descanso...

Zed como patrocinador

Zed, multinacional española líder mundial en entretenimiento digital para dispositivos móviles e internet, estuvo por primera vez presente en Campus Party, con su ciudad...